El estilo de los Mullah para el abuso

infantil

 

Por  Phillip Sherwell  - The Telegraph  30/05/2006

 

Tradujo Ricardo Gustavo Espeja

 

Una disidente   cuenta los ataques y amenazas contra los/as niños/as durante los 66 días que pasó prisionera del régimen clerical iraní.

Una mujer activista por los derechos humanos y dirigente en favor de la democracia quien fue llevada a prisión con cargos inventados el {ultimo año, reveló como el régimen clerical  despliega con cinismo una sistemática violencia sexual contra las mujeres disidentes en el nombre del islam.

Roya Tolouie  (40) , fue golpeada y sometida a horrorosos ataques sexuales  cuando ella rechazó firmar una confesión forzada. Solamente cuando ellos  amenazaron  con quemar vivos  en su presencia a sus dos hijos, ella accedió a firmar los documentos.

Quizás  tan chocante como el abuso físico fueron las escalofriantes palabras de quien se lo había realizado . “Cuando le pregunté ¿cómo había podido haberme hecho eso a mí . El me respondió que creía en sólo dos cosas : el islam y el gobierno de los clérigos”. Dijo la Dra. Tolouie al “Sunday Telegraph” el último fin de semana en una entrevista que tuvo lugar en Washington luego de que ella saliera de Irán.

“Pero yo sé que no hay moral religiosa que pueda justificar lo que hicieron conmigo y con otras mujeres . Para esta gente , la religión es tan sólo un instrumento  para la dictadura y el abuso. Es un régimen de prejuicios contra las mujeres, contra otros regímenes , contra otros grupos étnicos , contra cualquiera que piense diferente de ellos”.

La Dra. Tolouie  cuenta que su tormento  confirma reportes recientes de grupos de oposición que los miembros del servicio de inteligencia iraní usan el abuso sexual contra las prisioneras  como una técnica de interrogatorio e incluso que violan a jovénes mujeres antes de su ejecución  para que ellas no puedan alcanzar el paraíso como vírgenes.

Pocas mujeres provenientes del mundo islámico desean discutir estos asuntos , aún entre ellas mismas, pero la Dra. Tolouie dijo que el régimen rutinariamente comete ataques sexuales contra las detenidas.

Ella bajó la voz hasta un susurro y sollozaba silenciosamente mientras describía su experiencia esperando que no perturbara a su hijo Nima de seis años de edad, quien mordisqueaba  un pedazo de pizza que había elegido  en el restaurante del hotel.

Pero él intentaba confortarla  “No me gusta cuando mi mamá habla sobre la prisión. Eso la hace llorar” dijo con amargura. La Dra. Tolouie , quien fundó  un grupo femenino en el Kurdistán iraní (Kurdistán del Este) y que publicaron un mensuario hasta que fue clausurado por orden judicial el último verano, fue detenida en el ciudad de Sanandaj en agosto del 2005 tras haber tomado parte en manifestaciones contra el régimen que se extendían por todas las áreas kurdas .

“Cuatro hombres y tres mujeres todos con armas irrumpieron en mi casa por la noche y me llevaron” dice . “Mis hijos estaban aterrorizados y lloraban . Fui interrogada toda la noche por distintos interrogadores y luego me arrojaron sola en una celda”

Ella estuvo en un  confinamiento solitario en la prisión del temido servicio de inteligencia interno, sólo con una manta y una taza que a menudo le tenía que servir como lavabo.

Durante las primeras seis noches , ella fue llevada al sótano donde los torturadores le pedían que admitiera haber organizado las protestas , y, también que identificara a los co conspiradores de una lista de nombres que le daban.

“Cuando yo no hacía lo que ellos querían  me golpeaban. Pero después de las seis noches  la rutina cambió . Fui llevada sola a una pequeña habitación oscura con hombres. Uno era asistente del fiscal y decía llamarse Amiri . El otro tenía una boca inmunda y decía cosas terribles . Ellos me golpearon de nuevo. El resto de la noche me hicieron algo que ninguna mujer debería experimentar .Amiri dijo “ Voy a colgarte , pero antes, haré de tí un ejemplo para que ninguna mujer ose provocarnos de aquí en adelante.” Entonces él la  atacó sexualmente.

Cuan ella le preguntó a Amiri ¿ por qué había actuado así ? él le respondió que solamente el islam y el gobierno de los clérigos era importante para él. El ataque la dejó seriamente golpeada y con hemorragias internas, pero rechazó firmar los papeles que tenía ante suyo. Sus atacantes se pusieron furiosos  cuando ella solicitó ver a un abogado y citó los tratados internacionales sobre derechos humanos.

La noche siguiente no fue molestada sexualmente porque ella aún estaba sangrando y estaba por lo tanto “impura”. En lugar de ello le dijeron que matarían a sus hijos  quemándolos vivos en su presencia.

Finalmente, ella admite, que se quebró “ Me arrojé a los pies de Amiri y le rogué que no dañara a mis hijos . Le dije que haría cualquier cosa que él quisiera. Y lo que él quería era que yo firmara”. Ella admitió conspirar contra el régimen  por haber dado entrevistas a medios de prensa extranjeros  y dirigiendo las protestas, pero dice que no implicó a otras personas.

Después de pasar varias noches en confinamiento solitario , la Dra. Tolouie fue traslada a la prisión general , donde ella observó heridas infligidas por latigazos que supuraban horrorosamente en otras detenidas.

Tratando de mantener  su dignidad y fortaleza, ella habló a las mujeres acerca de sus derechos humanos básicos y ayudó a asegurar la provisión de elementos sanitarios de primeros auxilios. “Tuvimos un gran sentimiento de camaradería” recalca.

La Dra. Tolouie fue liberada tras pasar 66 días en prisión porque según ella misma dijo “El régimen obtuvo lo que buscaba” . Pero ella aún temía por la vida de sus hijos  y eso la decidió  a salir de Irán. Primero ella partió hacia la vecina Turquía  con Nima , y, entonces su hija Shima de 14 años de edad  salió clandestinamente y pudo reunirse con ellos.

Temiendo que fuera alcanzada por agentes del régimen , que han asesinado disidentes en el exilio, un grupo opositor llamado Alianza de Mujeres Iraníes la ayudó a llegar a los EE.UU el último mes.

La Dra. Tolouie  ha obtenido el asilo político  e intenta mantener su campaña contra el régimen de Teherán . Ella aún tiene parientes en Irán - no quiere entrar en detalles por razones de seguridad - pero dice que ellos le han dado autorización para que se exprese , a pesar de las posibles consecuencias que ello pueda suponer.

La atención mundial corrientemente focalizada en las ambiciones nucleares de Irán remarcadas por el presidente de línea dura Mahmud Ahmanidejad , quien asumió su cargo mientras la Dra. Tolouie estaba en prisión . Sin embargo, ella dice que en Irán poco ha cambiado.

“A veces el régimen parece algo mejor , otras un tanto peor , pero para el pueblo de Irán el sufrimiento continúa” afirma.

 

 

 

print

copyright © 2002-2005 info@pen-kurd.org